Informe de los lunes, Dic. 9, 2014. Vol. 15, No. 19

Posted on by Most Rev. Gerald F. Kicanas

fmm

 

 

 

La segunda semana de Adviento
Como ya saben, el Adviento es un tiempo de preparación. Esto se comunicó claramente en las lecturas del domingo pasado que incluyeron varias referencias a preparar el camino del Señor.

 

image001

¿Qué significa preparar el camino? En la temporada de Adviento, al igual que en la temporada de los preparativos de Cuaresma, respondemos a un llamado a reflexionar acerca de cómo vivimos la fe. ¿Hemos flaqueado en prestar atención a Dios? ¿Podemos mejorar nuestra manera de relacionarnos con nuestra familia y con otras personas? ¿Podemos atender mejor a los necesitados, a los que no tienen quien los ayude?

 

 

Prepararnos para la llegada de Cristo, superarnos, y vivir en el favorecedor espíritu de la Luz no requieren de cambios drásticos en la vida; todo eso se puede lograr en pequeños actos cotidianos, con significativos resultados.

 

 

La semana pasada escribí sobre llevar la Luz de Cristo a los demás. Recordemos que nuestra fe siempre nos impulsa a ayudar al prójimo. ¿Necesita ideas? Sencillamente piense en las obras de misericordia corporales: alimentar a los hambrientos, proveer albergue a los sintecho, dar de beber a los sedientos, vestir a los desnudos, visitar a los enfermos, visitar a los presos y sepultar a los muertos.

 

Hay muchas maneras de ayudar al prójimo durante el Adviento, o en cualquier momento. Prepararse para el Señor –preparar el camino para el Señor– no es algo exclusivo de los días de precepto o de temporadas litúrgicas específicas.

 

 

Si recordamos ayudar a los necesitados todo el tiempo, verdaderamente nos estamos preparando para Dios. Ayudar al prójimo una vez es un comienzo, pero hacer que el servicio y la atención a los demás sean parte de nuestra vida cotidiana, cambia nuestra vida y la de las personas a quienes ayudamos.

 

 

Comparta una sonrisa. Comparta una comida. Comparta el bien de tener a Dios en nuestro medio.

 

image008

Ave María
En el mes de diciembre se observan dos fiestas dedicadas a la Santísima Virgen María.

 

Ayer celebramos la Solemnidad de la Inmaculada Concepción. Esta conmemoración, que en la Iglesia Oriental se remonta al siglo VII y en la Iglesia Occidental se observa desde el siglo XI, celebra la concepción de la Santísima Virgen María en Santa Ana, la madre de María.

 

 

Creemos que, desde el momento de su concepción, María fue preservada de todo pecado por la gracia de Dios.

 

La Santísima Virgen María, bajo el título de Inmaculada Concepción, es patrona de Estados Unidos, Brasil, Corea, las Filipinas, Portugal y España.

 

El 12 de diciembre, observamos la Fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe. Nuestra Madre Santísima es muy amada como la Virgen de Guadalupe, y reconocida como la Patrona de las Américas.

 

image010

En nuestra Diócesis, muchas personas conocen la historia de 1851, de cómo Nuestra Señora se le apareció a Juan Diego y cómo en poco tiempo, seis millones de indígenas mexicanos se bautizaron como cristianos según se afirma en una descripción de la aparición a Juan Diego y de los milagros siguientes. La importancia de María para las personas de ascendencia mexicana está muy bien descrita en una nota informativa publicada en CatholicOnline.org:

 

“La primera lección es que Dios eligió a María para que nos guiara a Jesús. Independientemente de lo que algunos críticos digan de la devoción de los mexicanos (y de los descendientes de mexicanos) a Nuestra Señora de Guadalupe, es cierto que ellos deben su cristianismo a la influencia de María. Si no fuera por ella, no conocerían a su Hijo, y por eso están eternamente agradecidos. La segunda lección nos llega de María misma. María se le apareció a Juan Diego no como una madona europea, sino como una hermosa princesa azteca, y le habló a Juan Diego en su lengua azteca. Si queremos que alguien aprecie el evangelio que le enseñamos, debemos apreciar la cultura y la mentalidad en que vive su vida”.

 

 

Bienvenidos al Año de la Vida Consagrada
El domingo, 14 de diciembre, es el día en que nuestra Diócesis dará comienzo a su celebración del Año de la Vida Consagrada. Yo rezaré Misa en la Catedral de San Agustín, a las 10 a.m., y habrá una recepción en el Salón de la Catedral donde se servirá un refrigerio liviano, y todos tendrán la oportunidad de aprender más sobre los religiosos consagrados que trabajan en nuestra área. Esta es también la ocasión en que se les dará la bienvenida a la Diócesis a los hombres y mujeres religiosos que recién han llegado a nuestra zona.

 

image012

El enfoque para este año es “Despertar al Mundo”, y los religiosos nos demuestran que es posible llevar una vida diferente en este mundo.

 

Hay muchas maneras de servir a Dios, y las personas que llevan una vida consagrada, como los sacerdotes, hermanos y hermanas, colaboran en el ámbito de la educación, en el ministerio de las prisiones, en la atención de la salud, en el trabajo misionero, y en casi todos los aspectos laborales en casi todos los países del mundo.

 

Escuela Preparatoria Católica Yuma
Ayer de mañana celebré Misa con los alumnos de la Escuela Preparatoria Católica de Yuma. El Padre Ramonito Celestial es el capellán de la escuela y el Reverendo Emilio Chapa es mi representante en la mesa directiva de la escuela. Fue maravilloso visitar a los estudiantes que todavía están radiantes de orgullo por la victoria del equipo de fútbol americano Shamrock en el campeonato la semana pasada.

 

Untitled2

Publicamos algunas fotos de otras partes de mi visita de la semana pasada a Yuma.

 

 

Desayunos y cenas de Navidad
Esta semana agasajaré a los miembros del Tribunal Matrimonial y del Consejo Pastoral Diocesano con una cena en mi residencia.

 

 

Estos encuentros me dan la oportunidad de agradecer a los integrantes de las diferentes mesas directivas y comités por el trabajo que realizan todo el año al servicio de la Diócesis, y yo disfruto mucho de la compañía y las conversaciones de estas excelentes personas.

 

 

También e invitado a desayunar a gente de varias parroquias de la Diócesis para agradecerles el servicio que en calidad de buenos corresponsables brindan a nuestra comunidad. Estas son estupendas oportunidades de conocer a los “santos ocultos” que hacen tanto bien.

 

 

Capacitación de sacerdotes
Hoy y mañana algunos de nuestros sacerdotes que fueron ordenados hace cinco años o menos continuarán con su capacitación continua en el Centro de Renovación Redentorista.

 

 

Bendiciones para el Centro de Salud St. Elizabeth
El miércoles, ofreceré oraciones por el éxito del recientemente formado centro St. Elizabeth y por los líderes y empleados de esa instalación.

 

 

El Centro, que antes era una clínica llamada St. Elizabeth of Hungary Clinic, era parte de los Servicios Comunitarios Católicos (CCS), pero desde la reorganización ha quedado legalmente separado de CCS y ahora está alineado más formalmente con la Clínica El Río y retiene su identidad católica. Esta nueva asociación permitirá al Centro de Salud St. Elizabeth mayor flexibilidad para conseguir fondos y recursos.

 

 

St. Elizabeth y CCS continuarán colaborando, pero como entidades separadas.

 

 

Misa de Adviento
Todos los años durante el Adviento tengo el gusto de celebrar una Misa con los empleados de Servicios Comunitarios Católicos. Como saben, CCS provee atención para la salud y otros servicios y ministerios a la comunidad de Tucson y en otras partes del sureste y oeste de la Diócesis mediante la labor de divisiones de CCS dedicadas a esas áreas en particular.

 

 

La Misa es una buena manera de recordar a los necesitados y de rezar por el continuo trabajo de los dedicados empleados de CCS.

 

 

Fiesta de pizza
El sábado ofreceré una fiesta de pizza en la Parroquia Most Holy Trinity para los niños que hicieron dibujos para la reciente Conferencia del Rosario. Da gusto ver el orgullo de los padres de los niños que salieron ganadores en el concurso.

 

 

Patronato San Xavier
Tres días de esta semana, el Patronato, que trabaja para preservar la hermosa e histórica Misión San Xavier, celebra sus Conciertos Anuales de Navidad en la misión. Yo tendré el placer de asistir al concierto final el miércoles por la noche, una función durante la cual actuarán los coros Tucson Arizona Boys Chorus y Sons of Orpheus Men’s Choir.

 

Es una experiencia maravillosa escuchar una presentación tan exquisita en la Misión que fue fundada en 1692 por el Padre Jesuita Eusebio Francisco Kino. La construcción de la primera iglesia no comenzó hasta 1756, y las obras de la Misión que conocemos hoy día no iniciaron hasta 1783.

 

Si desea hacer una donación para la preservación de la Misión, por favor visite el sitio http://www.patronatosanxavier.org/donate/

 

Misa en Salpointe
Tendré el gusto de visitar a los estudiantes de la Escuela Preparatoria Católica Salpointe y rezar misa el Día de la Fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe. Estoy seguro de que nuestra Santa Madre está muy complacida por el trabajo de nuestros alumnos de Salpointe. Agradezco a la Directora Helen Timothy, I.B.V.M. por su invitación y al plantel docente y el personal de la escuela por la gran dedicación con que trabajan por todos los Lancers.

 

Procesión celebratoria
La Parroquia St. Joseph de Tucson ha organizado una variedad de divertidas actividades y devociones para celebrar la Fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe.

 

Es un honor para mí que me hayan pedido que dé inicio a la primera Procesión Mayor el viernes a las 5:30 p.m. en los campos de fútbol ubicados en Golf Links y South Craycroft. Familias enteras y personas de todas las edades de varios grupos, así como portadores de velas y músicos marcharán en procesión por Craycroft Road rezando el rosario.

 

Cuando todos hayamos llegado a la iglesia, en 215 S. Craycroft Road, entraremos a rezar ante la imagen de Nuestra Señora.

 

Para enterarse de más detalles visite http://www.stjosephtucson.org/

 

Reunión del Consejo Pastoral Diocesano
El Consejo continuará sus reflexiones sobre el reciente Sínodo sobre la Vida Familiar, ofrecerá sugerencias para nuestras metas diocesanas y mirará el nuevo video de la Campaña Católica Anual.

 

Ministerio Hispano
También el sábado, celebraré Misa en la Catedral de San Agustín, en agradecimiento por la “graduación” de 100 personas que han obtenido sus certificados de Nivel 1 en el Ministerio Hispano de la Diócesis en cuatro Vicarías.

 

Una de las tantas metas fijadas por la Hermana Gladys Echenique, O.P., nuestra coordinadora del Ministerio Hispano, y su equipo de liderazgo, ha sido la capacitación de ministros que brinden servicios a las comunidades parroquiales y organizaciones de habla hispana de nuestra Diócesis.

 

El fin de semana pasado se llevó a cabo una Misa y celebración similar en Yuma para 26 ministros hispanos que recibieron su certificación de Nivel 1 en la Vicaría Yuma-La Paz.

 

¡Felicitaciones a todos!

 

Aquí están algunas fotos de otras partes de mi Yuma visita de la semana pasada:

 

 

Próximamente

Diócesis de Tucson –de la Oficina del Ministerio Hispano:
Presentaciones de Adviento, 2014, por Monseñor Carlos Romero-Moreno

Martes, 9 de diciembre, María en los Evangelios
Segunda y última presentación de Adviento
Parroquia Most Holy Trinity,
1300 N. Greasewood Road
7 p.m. a 9 p.m.

 

Si desea más información, comuníquese con la Hermana Gladys Echenique llamando al 520 838-2540 o por correo electrónico a gechenique@diocesetucson.org, o con Ofelia James, 520 838-2545, ojames@diocesetucson.org.
Posadas Binacionales Anuales
Las Posadas se llevan a cabo todos los años durante la temporada de Adviento. Esta es una lista de las funciones en tres puertos de entrada:

 

Agua Prieta – Martes, 9 de diciembre a las 4 p.m. Comienza en el lado oeste del Puerto de Entrada de Douglas y concluye en el Centro de Recursos para Migrantes en Agua Prieta.

 

Nogales – Sábado, 13 de diciembre a las 3 p.m. Encuentro en el Puerto de Entrada DeConcini. La función tendrá lugar en México, seguida de una cena festiva en la sede de la Iniciativa Kino para la Frontera.

 

Yuma – Miércoles, 17 de diciembre a las 6 p.m. en la Parroquia de la Inmaculada Concepción, en el 505 S. Ave. B.

 

Para recibir más información, comuníquese con la Hermana Gladys Echenique, O.P., llamando al 520-838-2540, o por correo electrónico: gechenique@diocesetucson.org