Informe de los Lunes, 9 de Septiembre, 2013
Vol. 12, No. 5

Posted on by Most Rev. Gerald F. Kicanas

 

 

 

Unidos para ayudar a Siria
En respuesta a la creciente preocupación internacional por Siria, la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB) ha ido asumiendo un rol más activo en esta situación, especialmente después de la convocatoria del Papa Francisco en la cual exhortó a todos los católicos a que recen y apoyen un alto a la violencia en ese país.

 

En muchas diócesis de nuestra nación se han organizado jornadas de oración que tendrán lugar este fin de semana en apoyo al llamado del Papa. Si bien la Diócesis de Tucson por el momento no ha planificado nada específico, no les quepa duda de que los católicos de Arizona somos conscientes de la necesidad de la intervención de Dios en este asunto. He enviado a todos los párrocos una carta en la que les pido que sus parroquias recen y respondan al pedido del Santo Padre. Además, el viernes, los obispos de la Conferencia Católica de Arizona –el Obispo Thomas J. Olmsted, el Obispo adjunto de Phoenix Eduardo A. Nevares de la Diócesis de Phoenix; el Obispo Gerald Dino de la Eparquía Católica Bizantina de la Santa Protección de María en Phoenix, el Obispo James S. Wall de la Diócesis de Gallup, NM, que es parte de la Conferencia de Arizona, y yo– enviamos la siguiente carta a nuestros congresistas de Arizona:

 

“Los obispos católicos rezamos por todos ustedes que participan en el debate sobre el uso de fuerza militar en Siria. Deseamos ofrecerles nuestra perspectiva en calidad de párrocos de nuestras Diócesis y electores de vuestros distritos.

 

El uso de armas químicas por parte de cualquier nación es moralmente censurable; su uso en Siria ha resultado en numerosas muertes e intenso sufrimiento.

 

Con ustedes, lamentamos las vidas que se han perdido de manera tan trágica y sufrimos con las familias de los difuntos. Cien mil sirios han perdido la vida en la guerra civil, dos millones han huido del país como refugiados, y más de 4 millones que aún permanecen en Siria se han visto obligados por la violencia a abandonar sus hogares. Esta tragedia no puede continuar. No debemos promover la violencia sino procurar una resolución negociada. Debemos aprender de la tragedia de Irak, que apresurarnos a sacar conclusiones sin pruebas claras puede tener desastrosas consecuencias. 

 

Hemos oído los llamados urgentes del Papa Francisco y los de nuestros afligidos obispos hermanos de las venerables y antiguas comunidades cristianas del Oriente Medio. Ellos han suplicado a la familia de naciones que no recurran a la intervención militar en Siria. Nosotros unimos nuestra voz a la de ellos. Creemos que un ataque militar será contraproducente, ya que podría empeorar la situación y tener consecuencias negativas imprevisibles. 

 

Acudimos a ustedes, miembros de nuestra delegación congresista, con el fin de pedirles que exhorten al Presidente para que procure un acuerdo político negociado. Creemos que la intervención militar resultará en la destrucción de más vidas y medios de ganarse el sustento. Al respecto, el Papa Francisco ha sido claro: “¡Cuánto sufrimiento, cuánta devastación, cuánto dolor ha traído y trae el uso de las armas en aquel martirizado país, especialmente entre la población civil e inerme!

 

La postura de nuestra Conferencia de Obispos ha sido desde hace tiempo que el pueblo sirio necesita urgentemente una solución política. Les pedimos que colaboren con el Presidente y con el Congreso para propiciar la participación de otros gobiernos a fin de lograr en Siria un alto al fuego que proteja los derechos de todos sus ciudadanos, incluso los cristianos y otras minorías.  

 

Sepan que cuentan con nuestras oraciones”.
En nuestra Diócesis muchas personas ya han respondido al llamado a la oración y el ayuno. Los empleados del Centro Pastoral Obispo Manuel D. Moreno incluyeron oraciones e intenciones por Siria durante la bendición mensual en la Capilla de San José, y los líderes de nuestro equipo del Ministerio Hispano rezaron y modificaron los planes para la comida de su reunión de manera que les permita “ayunar” en la mayor medida posible.

 

Reuniones importantes
En calidad de Presidente de la Mesa Directiva de Catholic Relief Services (CRS), visitaré Washington, D.C. esta semana para asistir a la junta administrativa semestral de la Mesa Directiva de la USCCB donde se elaborará la agenda para las reuniones de la Conferencia que tendrán lugar en noviembre y junio. Durante la junta, todos los presidentes de los diversos comités de la Conferencia presentarán un informe y darán a conocer los temas que sus comités desean incluir en la agenda de noviembre.

 

image002Yo presentaré a la administración un reporte sobre la reciente labor de CRS, y solicitaré que se incluya en la agenda de noviembre tiempo para ofrecer al órgano de obispos una presentación sobre el 70 aniversario de CRS. Estoy seguro de que mis colegas obispos, tanto en la junta administrativa como en la reunión de noviembre, querrán conocer más detalles sobre el trabajo que CRS viene realizando en apoyo a los refugiados sirios, la ayuda humanitaria que brinda a todos los que huyen de Siria, y su colaboración con otras organizaciones en Irak, Jordania, Líbano, Egipto y Turquía, todos ellos países limítrofes de Siria.

 

Según las Naciones Unidas (ONU), más de 2 millones de personas han huido para dejar atrás las hostilidades de la guerra civil de Siria, y muchas más se encuentran desplazadas dentro de ese país. La semana pasada, la ONU informó que cada día un promedio de 5.000 personas abandonan ese país. Imaginen las dificultades que enfrentan los países vecinos para proveer cualquier tipo de albergue a tantas personas que cruzan la frontera. Imaginen la magnitud de la tarea de proveer alimento, atención médica básica y otros servicios que los refugiados, en su mayoría niños, necesitan desesperadamente.

 

El periódico Washington Post escribió un buen resumen del impacto de la situación de los refugiados. Los invito a leer el artículo, publicado en inglés, en la siguiente página web: http://www.washingtonpost.com/world/middle_east/un-more-than-2-million-syrians-have-fled-their-country/2013/09/03/37b03b52-148c-11e3-b220-2c950c7f3263_story.html

 

El pasado mes de junio yo visité la región y presenté informes sobre los programas y centros para refugiados que CRS administra en cooperación con organizaciones locales de Cáritas para satisfacer las extremas necesidades de estas pobres personas que se ven obligadas a huir para salvar su vida. CRS ha asignado más de $18 millones de dólares a estos programas, mayormente para proveer alimento y artículos de primera necesidad a los países de la zona, incluso Jordania, Turquía, Egipto y Líbano. También ofrece asistencia a los ancianos, bebés y madres de lactantes y a las mujeres y niños sin acompañante.

 

Es más, en estos momentos, CRS está realizando gestiones que le permitirían ofrecer a los niños la posibilidad de asistir a la escuela, y así devolver a su vida cierta medida de normalidad. Los invito a que lean más sobre el trabajo de CRS en Siria, especialmente en lo tocante a las escuelas. Pueden encontrar información, en inglés, en http://emergencies.crs.org/help-syrian-refugee-children-recapture-childhood-in-school/

 

Mencioné al principio de este Informe que la USCCB ha emitido varias declaraciones abogando por el fin de la violencia en Siria. La semana pasada, me invitaron a que colaborara en la creación de uno de los documentos de difusión nacional. Aun nuestro Santo Padre, el Papa Francisco, ha convocado a todos los católicos a trabajar, rezar y ayunar para que llegue el fin de esta horrible violencia y guerra.

 

Cuando esté en D.C., participaré en una reunión del subcomité de USCCB sobre el África.

 

Reitero que CRS trabaja mucho en África, brindando servicios en 37 regiones de ese continente. En su página web en español señala: “CRS persigue estos objetivos trabajando en las áreas de ayuda alimentaria, construcción de la paz, ayuda para combatir el VIH y el SIDA, edificación de la sociedad civil, y respuestas de emergencia y salud, entre otras.”

 

En el sitio web de CRS, http://www.crsespanol.org/donde-servimos/africa hay una lista de las zonas donde están ubicados los 37 proyectos de CRS en África. Allí encontrarán enlaces a páginas donde se presentan resúmenes del área, estadísticas demográficas y explicaciones breves del trabajo de CRS en cada lugar. Este es un ejemplo:

Aunque CRS brinda asistencia humanitaria a quien la necesite, el subcomité provee recursos a las diócesis africanas para contribuir a sus programas pastorales y satisfacer necesidades de sus instalaciones. El subcomité concede subvenciones a conferencias de obispos, comunidades religiosas y diócesis de toda África mediante las contribuciones que los católicos hacen a la colecta para el África.

 

Como católicos, hemos sido llamados a colaborar para auxiliar a los más pequeños y a los más débiles. Pido en mis oraciones que esta semana ustedes se hagan un tiempo para tender la mano a los necesitados de nuestras propias comunidades. Tal vez, después de leer sobre nuestros hermanos y hermanas de otras partes del mundo, ustedes también se sentirán motivados a rezar y a actuar en beneficio de los necesitados.

 

Archbishop Carlo  Maria Viganò

Archbishop Carlo Maria Viganò

Cena con el Nuncio Apostólico
Mañana, todos los obispos de la Mesa administrativa tendrán la oportunidad de cenar con el Arzobispo Carlo Maria Viganò, quien fuera nombrado Nuncio Papal de los Estados Unidos por el Papa Benedicto XVI en 2011.

 

La Nunciatura Apostólica de la Santa Sede en los Estados Unidos es la “misión diplomática” de la Santa Sede en este país. El Arzobispo Carlo Maria Viganò sirve como embajador de la Santa Sede ante el presidente de los Estados Unidos, y como delegado y contacto entre la jerarquía católica de los Estados Unidos y el Papa. Los comunicados de la USCCB  y de las diócesis de los Estados Unidos a la Santa Sede se gestionan mediante la nunciatura. El Nuncio cumple una función importante en el nombramiento de los obispos.

 

Siempre recibe con mucha amabilidad a los obispos que lo visitan; y siempre tiene algún mensaje significativo para compartir y nos saluda en nombre del Santo Padre.

 

Junta de la Mesa Directiva de CRS
El jueves estaré en Baltimore para asistir a la reunión de la Mesa Directiva de CRS que se lleva a cabo después de la junta administrativa. En la reunión, oiremos los informes de los comités integrantes y se decidirán los temas que se van a presentar. La Dra. Carolyn Woo, Presidente de CRS, y Sean Callahan, Director de Operaciones, describirán el estado actual de nuestras operaciones en otros países y las actividades que tienen lugar en los Estados Unidos para informar a los católicos sobre lo que CRS hace en su nombre en todo el mundo.

 

Comienza la formación
Este fin de semana marca el comienzo del próximo programa de Formación Común de nuestra Diócesis. Se trata de un programa intensivo de cuatro años de preparación para candidatos al Diaconato Permanente y capacitación de candidatos para su certificación como Ministros Eclesiales Laicos.

 

Me complace comunicarles que la generación de Diáconos de 2017 comienza con 26 aspirantes a diácono y 17 candidatos a ministro eclesial laico de 22 parroquias de nuestra diócesis.

 

El programa se concentra en las cuatro áreas de la formación para el ministerio: humana, espiritual, intelectual y pastoral. Estos son los requisitos fijados por la Dirección Nacional para la Formación y la Vida de los Diáconos Permanentes de las Diócesis de los Estados Unidos (2005) y Colaboradores en la viña del Señor: Guía para el desarrollo del Ministerio Eclesial Laico (2005).

 

Me siento muy agradecido por el compromiso de estos hombres y mujeres para con nuestra Diócesis y a sus parroquias. El programa es intensivo y las sesiones se llevan a cabo un fin de semana de cada mes durante 9 o 10 meses en un lapso de cuatro años. Los candidatos al Diaconato Permanente y al Ministerio Eclesial Laico colaboran durante las sesiones de los viernes por la noche, los sábados, y algunas de las sesiones dominicales cada año. Una vez que reciban la orden o certificación dedicarán gran parte de su propio tiempo al servicio al prójimo, y la Diócesis necesita mucho de su trabajo.

 

Estoy listo para dar la bienvenida a los miembros de la próxima generación que nos llegan de las Vicarías de Cochise, Santa Cruz y Yuma/La Paz y de varias parroquias de Tucson.

 

Agradezco a la Hermana Lois Paha, O.P., D.Min., a Joe Perdreauville de la Oficina de Servicios Pastorales, y al Diácono Ken Moreland, Vicario de los Diáconos, quienes trabajarán diligentemente con nuestros candidatos durante los próximos cuatros años.

 

Holy Cross, Morenci
Lea sobre el centenario de la Parroquia Holy Cross en el Eastern Arizona Courier:
http://www.eacourier.com/copper_era/news/holy-cross-in-new-morenci-to-celebrate-centennial-sept/article_0947a00a-14de-11e3-b7f2-001a4bcf887a.html

image009

El sábado viajaré a una de las partes más mentadas de nuestra Diócesis para celebrar una Misa, instalar formalmente al Padre Martin Atanga-Baabuge como párroco de la Parroquia Holy Cross y la Parroquia Sacred Heart Parish en Clifton con su misión en Duncan, y para celebrar el centenario de la Parroquia Holy Cross.

 

Quizá ya sepan que Morenci, situada a unas 50 millas al noreste de Stafford en una hermosa región montañosa, es conocida en la zona como pueblo de mineros. Acabo de leer lo siguiente sobre la Mina de Morenci, que hoy es gigantesca, en el sitio web de Freeport McMoRan:

 

“En 1881, Phelps Dodge & Company invirtió $50.000 en la propiedad, la primera incursión de la compañía en la industria minera, y mediante una serie de adquisiciones, para el año 1921 Phelps Dodge & Company había consolidado todas las operaciones mineras del distrito. Originalmente, la mina era subterránea, pero en 1937 Morenci inició la transición a mina a cielo abierto. Durante la Segunda Guerra Mundial, la producción en Morenci aumentó casi al doble a pedido del gobierno de EE.UU. para poder cumplir con la demanda durante el conflicto. La primera planta SX/EW de Morenci fue comisionada en 1987. El último de los dos hornos de fundición había dejado de operar en 1984. Ambos fueron demolidos y reciclados”.

 

Yo no conozco mucho sobre minería, pero sí sé que esta mina ha producido miles, tal vez millones de libras de mineral de cobre. Y de ese rico mineral también se extraen otros metales preciosos y comercializables. Cuando se descubrió que debajo del pueblo que rodeaba la mina se encontraba un vasto filón de cobre, Phelps Dodge trasladó el pueblo entero a otro lugar!

 

Encontré este video de YouTube donde se prodigan elogios al viejo pueblo de Morenci y su vecino, Clifton.  http://www.youtube.com/watch?v=ZfGJLP4SgGE

 

Si bien la mina es gigantesca, el pueblo de Morenci es pequeño. En el año 2010 menos de 1.500 personas vivían en el pueblo mismo, pero sé que miles de personas pasan por allí camino a trabajos en la mina.

 

Estoy agradecido por el servicio del Padre Martin a las tres comunidades de las cuales será párroco: Morenci, Clifton y Duncan. Cada una de esas comunidades tiene su propia historia y sus residentes sienten gran orgullo por sus iglesias.

 

Misa por el Movimiento
Todos los años me reúno con los numerosos miembros del Movimiento Familiar Cristiano y celebro Misa en una parroquia diferente. El domingo, esa Misa anual se llevará a cabo en la Parroquia St. John the Evangelist, en 602 W. Ajo Way a las 3:30 p.m.

 

El grupo actúa mediante una red de parroquias y pequeños grupos de familias. El Movimiento Familiar Cristiano y Christian Family Movement refuerzan los valores cristianos motivando a sus miembros a tender la mano al prójimo en ministerios como los de patrocinio de refugiados, de educación religiosa, de orientación de parejas, de familias de acogida, y de detenidos.

 

Una de mis esperanzas es que podamos identificar más estrategias para fortalecer el matrimonio. La institución del matrimonio enfrenta muchos retos. Como iglesia, necesitamos hacer más para apoyar a las parejas casadas. El Movimiento es un excelente ejemplo de lo que es preciso hacer.

 

image011Próximamente

Velada del 40 aniversario del Centro Femenino Reachout, sábado 21 de septiembre en el Skyline Country Club, a las 5 p.m.
El año pasado, en uno de mis Informes de los lunes, escribí sobre el Centro Reachout. En ese entonces, Reachout estaba celebrando la “llegada” de una nueva máquina de ultrasonido, y yo me hice partícipe de la celebración bendiciendo esa asombrosa maravilla de la tecnología, con la que se pueden “ver” los latidos del corazón de un feto de seis semanas de vida. http://www.diocesetucson.org/mondaymemo/?p=448
En 2011, Reachout ayudó a cerca de 5.000 mujeres, y en 2012 , muchas más se beneficiaron de pruebas de embarazo, sonogramas, orientación y consejería pre-natal, información sobre adopción, orientación para mujeres, para mujeres y padres, novios o esposos, derivación a otros servicios médicos y planificación laboral, además de asistencia en todos los aspectos relacionados y donaciones de ropa y pañales. Todos estos servicios se ofrecen sin cargo.

 

Reachout depende totalmente de donaciones privadas. Como decía el año pasado en mi informe, si usted está buscando una obra de beneficencia para las fiestas de fin de año, considere Reachout. Si desea contribuir ahora, la Velada del 21 de septiembre podría ser la oportunidad ideal. Para obtener más información llame al 321-4300 o visite http://www.reachoutwomenscenter.com/

 

Domingo catequístico

Domingo 15 de septiembre
El domingo 15 de septiembre, nuestra Diócesis celebrará el Domingo Catequístico, y el tema central será “Abre la puerta de la fe”.

image013
En nuestras parroquias, este es un momento oportuno para el nombramiento de aquellos miembros de nuestra comunidad que han sido designados al ministerio para servir como catequistas de los niños, jóvenes y adultos.
La lista de recursos catequísticos dominicales se distribuyó hace varias semanas; y los materiales aún se pueden adquirir en el sitio web de USCCB: http://www.usccb.org/

 

El Domingo Catequístico presenta una magnífica oportunidad para reflexionar sobre el papel que cada persona desempeña en virtud de su Bautismo para transmitir la fe y dar testimonio del Evangelio.

 

En nuestra diócesis, los recursos, capacitación y certificación de los catequistas parroquiales están a su alcance en las páginas del sitio de internet diocesano de las Oficinas de Catequesis, http://www.diocesetucson.org/catechesisoffice.html, del Ministerio Hispano, http://www.diocesetucson.org/cms.diocesetucson/index.php?id=119, y del equipo del Ministerio Jordan http://www.jordanministry.org/music.aspx